Guantes de moto: ¿todo bajo control?

0
55
Guantes de moto
© Andrey Armyagov / Shutterstock

Guantes de moto para una conducción segura

Además de una conducción segura, la ropa y el equipo adecuados son la protección más efectiva para los motociclistas. Por lo tanto, los motociclistas nunca deben conducir sin guantes de moto. Los guantes no solo deben mantener las manos calientes y flexibles en diferentes condiciones climáticas, sino también protegerlas tanto como sea posible en caso de caída.

Guantes de moto para cada estación

Cada motociclista debería tener diferentes guantes de moto para verano e invierno, con características específicas para adaptarse a las distintas condiciones climáticas de cada estación. Aunque la moto no se use todo el año, la temporada de moto comienza en primavera y puede extenderse mucho más allá del otoño. Cuando llegan los primeros rayos de sol, no tardamos en volver a la carretera. Pero las temperaturas pueden seguir siendo bajas. Por eso es importante disponer de guantes que mantengan las manos calientes. Las manos demasiado frías pueden perder movilidad y comprometer la seguridad de la conducción. Los guantes también deben proteger contra la humedad en la medida de lo posible. En primavera o en otoño, por ejemplo, siempre hay que esperar cambios meteorológicos rápidos.

Los guantes de cuero son muy populares entre muchos motociclistas. De hecho, el cuero es un material suave y flexible y mantiene las manos calientes. Además, se considera que el cuero tiene una alta resistencia a la abrasión en caso de caída. La desventaja, sin embargo, es que los guantes de cuero mojados pueden volverse muy rígidos después del secado. En verano, es importante evitar que las manos suden dentro de los guantes, por lo que deben estar bien ventilados sin comprometer la resistencia y seguridad.

Muchos fabricantes se han adaptado a estas diferentes necesidades y a las demandas de los motociclistas, ofreciendo una amplia variedad de guantes en distintos materiales o combinaciones de materiales. Por ejemplo, los guantes de moto pueden estar hechos de cuero, plástico, Gore-Tex, textil o mezclas de estos materiales.

Guantes de moto: la talla adecuada

Independientemente del material de los guantes de moto o de la temporada o tipo de experiencia que ofrezcan, el criterio más importante es que los guantes se ajusten perfectamente al piloto. El acelerador, el freno o embrague, y otros interruptores, solo pueden manipularse de forma segura si los guantes se ajustan bien. Si los guantes están demasiado apretados, las manos pueden adormecerse. Las manos, y por lo tanto el flujo sanguíneo, se comprimen. Esto puede causar entumecimiento en los dedos durante trayectos largos o incluso después de distancias cortas. Además, las manos pueden enfriarse mucho más rápido con el viento. Esto provoca rigidez en los dedos y gran inseguridad en el manejo de la moto.

Los guantes demasiado grandes pueden deslizarse fácilmente. Este deslizamiento no solo reduce la precisión en el manejo del motociclista, sino que también puede distraerlo al tratar de reposicionar sus manos correctamente. Es igualmente importante que los guantes de moto estén asegurados en la muñeca con una correa o algún otro sistema de ajuste para evitar que se desprendan involuntariamente.

En la mayoría de los casos, los guantes de moto se aseguran en la muñeca con un cierre de velcro. Este cierre de velcro debe ser de buena calidad, ya que de lo contrario, tiende a desgastarse y a dejar de cerrar correctamente. También es preferible que el cierre de los guantes esté cubierto en su interior, en la zona de la muñeca, para evitar cualquier riesgo de lesión en caso de caída o accidente.

¿Qué guantes ofrecen la mejor protección?

Los guantes de moto de alta calidad cuentan con diversos elementos y materiales que brindan distintos niveles de protección. Por ejemplo, muchos guantes de moto de Gore-Tex son altamente resistentes al agua y están equipados con membranas transpirables. Estos guantes son ideales también para el verano, ya que el material es adecuado para diversas condiciones climáticas. Las manos no sudan cuando hace calor y tampoco se enfrían cuando están húmedas o expuestas al viento. Además, estos guantes ofrecen una excelente resistencia a un aguacero inesperado.

Para enfrentar una caída, los guantes de moto deben estar reforzados en el dorso y la palma de la mano para una máxima resistencia a la abrasión. Además, pueden tener refuerzos de plástico que brindan una protección adicional a la mano. Estos elementos de protección también pueden cuidar las delicadas falanges de los dedos. Incluso en caso de una caída a baja velocidad, el roce puede generar mucho calor o fracturar fácilmente las articulaciones de los dedos y la mano.

Las buenas tiendas especializadas suelen ofrecer una amplia selección de modelos de diferentes fabricantes y brindan asesoramiento de expertos. Además, es útil consultar diversas pruebas realizadas en guantes de moto para encontrar los mejores y más seguros, garantizando un manejo sin problemas.