Muelles de chasis

(6378 resultados encontrados)

Los baches y las irregularidades pueden provocar la rotura de los muelles de suspensión. Si esto ocurre, los muelles de suspensión deben sustituirse, ya que no solo compensan las irregularidades, sino que también influyen en la maniobrabilidad, el frenado y la posición del vehículo. Los muelles de suspensión son uno de los componentes de seguridad más importantes, por lo que deben revisarse con regularidad. En nuestra tienda online Motointegrator encontrará sus nuevos muelles de suspensión de alta calidad.

Recambios de coche Delphi

Seleccione un coche para mostrar las piezas correspondientes de la categoría Muelles de chasis

Todos los fabricantes

¿Qué son los muelles de suspensión?

Los muelles de suspensión son el nexo de unión entre la carrocería y las ruedas. Su función es compensar las irregularidades de la carretera y garantizar que las ruedas permanezcan siempre en contacto con la superficie de la calzada. Son, por tanto, uno de los componentes esenciales de la seguridad de un vehículo moderno.

Tipos de muelles de suspensión

Hay cuatro tipos principales de muelles utilizados en los coches convencionales:

  • Muelles de suspensión cilíndricos
  • Muelles de suspensión de alambre no constante
  • Muelles minibloque
  • Muelles de carga lateral en forma de plátano

Los muelles de suspensión cilíndricos son muelles de suspensión cilíndricos tradicionales con una relación de compresión lineal. En el caso de los muelles de suspensión de alambre no constante, el diámetro del alambre utilizado disminuye hacia el final del muelle de suspensión. Los extremos blandos de los muelles garantizan unas características de conducción extremadamente cómodas en condiciones normales de carretera y carga. Esto alivia la suspensión y todos los componentes de la dirección. El resultado es un mayor confort de marcha.

Los muelles minibloque, en cambio, tienen forma de barril y están formados por alambres elásticos cónicos. Esto produce un muelle progresivo y evita el contacto directo entre espiras. La característica principal es que las espiras de los extremos del muelle se entrelazan bajo carga, sin tocarse. Cuando los extremos del muelle se comprimen y quedan planos sobre las arandelas elásticas, el número de espiras activas disminuye. El índice de elasticidad aumenta en consecuencia.

Los muelles de carga lateral en forma de plátano controlan la distribución de las fuerzas en toda la suspensión. También reducen la fricción entre el vástago del amortiguador y su articulación. Se mejora la respuesta del amortiguador.

Estructura de los muelles de suspensión

El material de los muelles de suspensión varía en función del fabricante. Existen muelles de suspensión de alambre constante y de alambre no constante. En el caso del alambre constante, el diámetro del alambre es el mismo en toda la longitud del muelle. En el caso del alambre no constante, el diámetro del alambre varía a lo largo del muelle. Además, estos muelles están formados por dos muelles en uno: uno fuerte y otro blando. Por lo tanto, los muelles progresivos minibloque ofrecen, por ejemplo, un gran confort de conducción cuando el coche está poco cargado, y una baja compresión del muelle cuando el coche está totalmente cargado.

Detección de muelles de suspensión defectuosos

Los muelles de suspensión defectuosos pueden identificarse por una amortiguación insuficiente de las irregularidades de la carretera y por la inclinación del vehículo sobre una superficie plana. El coche parece estar sobrecargado sin estarlo realmente.

Los síntomas más frecuentes son crujidos y chirridos procedentes de la zona del vehículo donde se somete a movimiento el extremo defectuoso del muelle de suspensión, que ya no se apoya correctamente en el amortiguador. Un muelle defectuoso tiene graves consecuencias para el equilibrio y el comportamiento de frenado del vehículo. Si el coche tira hacia un lado al frenar, puede ser la primera señal de un muelle delantero o trasero defectuoso. El óxido es una señal alarmante. En este caso, debe acudir inmediatamente a su taller, ya que los muelles de suspensión pueden romperse fácilmente en estas condiciones. La tensión variable contribuye a la formación de grietas, y las temperaturas muy frías debilitan el acero.

Estos daños suelen producirse en las espiras inferiores de los muelles de suspensión, ya que las ruedas arrojan suciedad y piedras que se acumulan en las arandelas inferiores de los muelles. Combinados con el agua y la sal de la carretera, el polvo y la suciedad forman una especie de pasta abrasiva que daña la superficie de los muelles. Durante los meses de invierno, esta mezcla puede tardar varias semanas en secarse. Como resultado, el acero de los muelles de suspensión se oxida. La limpieza periódica de los muelles de suspensión y las arandelas de muelle prolongará su vida útil.

Los muelles de suspensión deben sustituirse cuando el vehículo haya recorrido unos 70.000 kilómetros. Con este kilometraje, los muelles ya se han comprimido varios millones de veces y pueden comprimirse hasta dos centímetros. Es entonces cuando hay que sustituir los muelles de suspensión. Como un muelle de suspensión suele estar defectuoso, el segundo también lo está, y sustituir solo un lado hará que el vehículo se desequilibre y, por lo tanto, no aguante bien en la carretera, hay que sustituir el segundo muelle de suspensión.

Muelles de suspensión a precios bajos en línea

Los muelles de suspensión defectuosos deben sustituirse inmediatamente para evitar daños mayores en el vehículo o accidentes. Un muelle de suspensión defectuoso ya tiene un gran impacto en la adherencia a la carretera, por lo que es importante actuar con rapidez en caso de muelle defectuoso. En este caso, deben sustituirse ambos muelles de suspensión, ya que el segundo suele estar ya defectuoso. En algunos casos, esto puede resultar caro. Puede ahorrar dinero comprando muelles de suspensión nuevos online a precios bajos.

Encontrará muelles de suspensión baratos en nuestra tienda online de recambios y accesorios para coches certificada por Trusted Shops. Nuestra gama de alrededor de cinco millones de componentes y accesorios incluye muelles de suspensión para el Opel Zafira y muelles de suspensión para el Ford Focus. También disponemos de una amplia gama para otras marcas y modelos de vehículos. Los precios bajos, la entrega rápida y las excelentes opiniones de los clientes son argumentos convincentes.

Productos principales de la categoría Muelles de chasis

Criterios de clasificación

Principio de funcionamiento de los muelles de suspensión

Los amortiguadores, junto con los muelles de suspensión, son el corazón del chasis. Los amortiguadores defectuosos son relativamente fáciles de reconocer, incluso para un profano, por lo que suelen sustituirse cuando es necesario. La situación es muy diferente con los muelles de suspensión. Se les presta poca atención, a pesar de que también sufren el desgaste natural y entonces perjudican significativamente el comportamiento de la conducción.

Los muelles de suspensión tienen dos funciones básicas. Ninguna carretera es absolutamente plana. Por lo tanto, debe compensar estos desniveles y, al mismo tiempo, apoyar las ruedas en el suelo. Deben ser capaces de realizar esta tarea independientemente del estado de la carga (de vacío a lleno). Al final, los amortiguadores solo hacen el ajuste fino necesario, ya que ambos componentes trabajan juntos de forma óptima.

Tipos de muelles de suspensión

Hay diferencias en los muelles no solo por los muelles de bajada, muelles de subida (SUV y vehículos todoterreno) y muelles estándar. Dependiendo del modelo, también se pueden utilizar diferentes tipos de muelles de suspensión. En primer lugar, se utilizan muelles lineales (siempre la misma fuerza de compresión del muelle, independientemente de lo que se comprima) y muelles de chasis progresivos (cuanto más se comprime el muelle, más resistencia ofrece). Especialmente para los vehículos comerciales, los vehículos todoterreno y los SUV y las camionetas, los muelles progresivos suelen ofrecerse y anunciarse adicionalmente como "muelles de chasis reforzados". De este modo, se puede aprovechar mejor la capacidad de carga del vehículo y el funcionamiento de los remolques pesados, se caracteriza también por un mejor comportamiento en carretera.

Además, también hay diferentes tipos de construcción:


- muelles de suspensión inconstantes

- muelles mini-bloque

- muelles cilíndricos

- muelles de carga lateral

Muelles inconstantes

Los muelles de chasis son de alambre. El muelle se hace más fino en su diámetro hacia el exterior. En otras palabras, el muelle se estrecha en su totalidad. Por esta razón, estos muelles suelen reservarse para los vehículos que pretenden ofrecer un alto grado de confort de carga lateral, especialmente en carreteras asfaltadas.

Muelles mini-bloque

En el caso de los muelles mini-bloque, el propio hilo del muelle se estrecha hacia fuera. Esto da lugar a una deflexión progresiva del muelle: cuanto mayor es la carga, menos cede el muelle, manteniendo así el confort de marcha incluso con cargas pesadas.

Muelles cilíndricos

Los muelles cilíndricos son los más fáciles de fabricar y, por tanto, los más utilizados. El modo de acción es siempre lineal, es decir, constante.

Muelles de carga lateral

Estos muelles destacan en el chasis por su forma "doblada" como un plátano. La forma distribuye la carga por todo el lateral del vehículo: los muelles se complementan muy bien, por así decirlo. Esto alivia en gran medida los amortiguadores en los puntos críticos (fricción en las juntas) y aumenta su vida útil.

¿Por qué se rompen los muelles de suspensión?

Los muelles de suspensión también pueden romperse. Las causas típicas serían la fatiga del material, una carga demasiado elevada o una calidad inferior. Si la carga es demasiado elevada, la mejor solución son los muelles reforzados; los muelles de calidad protegen de una calidad inferior. Sin embargo, la calidad también desempeña un papel importante en la fatiga del material.

Protección contra la corrosión de los muelles de suspensión: ¿qué hay que tener en cuenta?

Los muelles de suspensión siempre están pintados. No se trata de una pintura cuyo objetivo principal es mejorar la apariencia. Más bien, el muelle debe estar protegido contra la corrosión. La corrosión debilita el muelle. Por ello, los muelles están recubiertos con una laca muy elástica. Conocidos fabricantes de muelles de suspensión van incluso más allá. Se utilizan aleaciones de acero especiales para detener adicionalmente la corrosión.

¿Qué hacer si los muelles de suspensión son "demasiado duros"?

Los muelles de suspensión pueden ser demasiado duros o demasiado blandos. Sin embargo, antes de determinar si el problema es realmente de los muelles, hay que comprobar también los amortiguadores. En general, los muelles duros (y los amortiguadores) son necesarios para un mejor comportamiento en carretera en situaciones extremas (deportes de motor). Sin embargo, esto también aumenta el riesgo de que fallen otras piezas de la suspensión, como los estabilizadores, las rótulas de dirección, etc.

Por desgracia, esto también afecta al confort de la conducción. Sin embargo, cuanto más blandos sean los muelles, menos controlable será el comportamiento de la conducción: se vuelve más esponjoso. Por lo tanto, la rigidez de los muelles es siempre un compromiso entre la manejabilidad y el confort, pero también debe absorber cargas útiles elevadas. Unos muelles demasiado duros significan unos muelles deportivos o una camioneta o un utilitario con muelles lineales. Los muelles progresivos son mejores en este caso porque se comprimen bien incluso sin carga (debido a su progresividad).

¿Qué hay que tener en cuenta al sustituir los muelles de suspensión?

En primer lugar, los muelles de suspensión, como todas las piezas de la suspensión, deben ser sustituidos por un especialista. Además, dependiendo del cuerpo, la pista también debe ser reajustada después de la sustitución. Esto, a su vez, significa que los neumáticos (banda de rodadura) también deben estar en orden, así como los tirantes y las rótulas.